C Tangana, Bad Gyal, Rosalía… Su género de música trap no solo rompe las pistas de baile, también está rompiéndola en los anuncios de publicidad. Cada vez son más las marcas que apuestan por este género urbano y crean comunicaciones al son del trap. Este estilo se basa en ritmos lentos con influencias tanto de electrónica como de rap y hip-hop. ¿Ha llegado este género a la publicidad para quedarse?

Las Marcas, con gorra y a trapear 

Domina Spotify y es el himno de algunas generaciones. En los últimos años, no es extraño ver que una marca comunica sus mensajes rapeando con trap, en la mayoría de ocasiones para despertar al público más joven. 

En 2019, el trap llegó a Correos a raíz de su rebranding con su canción “Cruz. Doble eme. Raya. Espiral”. La marca cambió su logo y para anunciarlo lanzó la canción a ritmo de trap. 

También marcas de limpieza se han dejado llevar por este fenómeno. “Nuevo ACE Hogar, trapea y déjalo clean”, así canta Liz Forte en el spot de la marca de cuidado del hogar ACE para captar la atención de los jóvenes. Esta campaña, realizada por Socialmood y Surface, encargada de la planificación estratégica, rompió todos los esquemas del sector. Además, cuenta con Mariele Sánchez – Palencia  al mando de la Estrategia creativa y Lara Vázquez como Head of Art, entre otros, como parte de Socialmood y Raquel Calabuig como Sr. Digital Consultant, como parte del equipo de Surface. 

Nuevo ACE Hogar, trapea y déjalo clean

Incluso el tranvía de Barcelona se lanzó con este género con mensajes de Kant para comunicar valores cívicos entre los jóvenes. 

Trap Civismo Tram

Por supuesto, también marcas de moda como Lacoste se suman a esta moda. La marca convirtió al cantante C Tangana en uno de sus embajadores. 

Embajador Lacoste C. Tangana

Y… ¡ni la política se libra del trap! En las últimas elecciones de Madrid, Caderas Crew creó un trap de Pablo Iglesias. 

Odas a los publicitarios, trapeando 

Hasta los publicitarios cuentan con una canción trapera que se cuela en el sector haciendo a las agencias trapear y bailar.

“Media Planner, media spammer, publicidad de gota china, la cabeza a ti te mina”. Esta canción de Monkey Beef explica a ritmo de trap el sector de la publicidad. 

Y también Adhertising cuenta con una oda a las creativas trapera: “Adher, adhertising, women are strong that’s no surprising”. 

Los 90, las marcas rapean

Parece que la unión de marcas con estos géneros musicales no es algo nuevo. Hace muchos años las marcas ya empezaban a moverse al ritmo de estos géneros en su comunicación. 

En los años 90, el rapero Tupac había recibido prensas exclusivas de la marca de la que era cliente: Versace y fue invitado por el mismo Gianni Versace años más tarde a desfilar en la Semana de la Moda de Milán. 

Trap, ¿moda o realidad?

Pero realmente las marcas, ¿están utilizando el trap porque realmente concuerda con su espíritu y valores o porque es una moda que gusta y hace gracia? Esto es lo que realmente habrá que analizar al ver una marca que lo utiliza. 

El trap es un género fresco, moderno y pegadizo pero siempre que esté bien utilizado. ¿Estarán las marcas los próximos años con la gorra puesta y rapeando o es el trap es una moda pasajera?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *