Foto: La Despensa

Las mejores series de ficción de las últimas décadas han basado su éxito en una temática subyacente que conecta fuertemente con nuestra vida actual. La Despensa se ha aprovechado de ese insight para crear una campaña para El Cuento de la Criada que funciona excepcionalmente bien en español y ha sorprendido , en varios aspectos offline y online a lo largo del territorio nacional.

¿Vivimos en una versión “light” de El Cuento de la Criada?

Anhelamos identificar aspectos de nuestra vida con las tramas de nuestras series favoritas, ya sean las intrigas de políticos corruptos de Juego de Tronos o la lucha financiera de un padre de familia moribundo en Breaking Bad. Desde que finalizó la tercera temporada de El Cuento de la Criada en 2019, el distanciamiento social, las restricciones de libertad del estado de alarma y la mayor difusión de casos de violencia contra minorías étnicas y mujeres nos han permitido establecer aún más conexiones que antes con el patriarcado autoritario que depicta “Handmaid’s Tale”:

En esta distopia, los Estados Unidos se convierten en una teocracia que oprime, viola y mata a todos que no sean hombres blancos cis religiosos con poder. Las criadas son mujeres no creyentes que sirven como esclavas sexuales e incubadoras humanas para los patriarcas, ya que muchas de las parejas femeninas de los líderes de esta sociedad se han quedado infértiles. Una criada, June Osborne interpretada por Elisabeth Moss, logra inspirar un movimiento de rebelión para salvar a sus hijas y otros niños apartados de sus madres biológicas. En la nueva temporada averiguará si es posible vengar a más personas maltratadas por el sistema de Gilead.

Después de un parón de casi dos años, la pandemia y todas sus consecuencias han fortalecido la conexión que sentimos con el mundo de June.

En esto ha hecho hincapié la campaña publicitaria del lanzamiento de su nueva temporada, haciéndonos reflexionar sobre cuánta cercanía existe entre el cuento y la vida real. 

Campaña de exterior HBO – El Cuento de la Criada

Una particularidad española aumenta el hype de la campaña 

Aunque la República de Gilead exista en territorio estadounidense, tanto en el libro de Margaret Atwood del 1985 como en la serie contemporánea de HBO, el español permite un juego de palabras imposible en inglés u otros idiomas: Gilead solo rima con “realidad” no con “reality”, “realidade” en portugués o “Realität” en alemán. 

Por eso es en España, la campaña de lanzamiento pudo comparar la actualidad de una manera tan concisa y tan inmediata con las restricciones de Gilead. Los copywriters de La Despensa crearon el concepto de campaña ¿Gilead o Realidad? que aparece en el color rojo de los trajes de las criadas, y en todos los posters relacionados con la nueva temporada. 

Además, las calles de Madrid se han ido perfilando como escenario perfecto para iniciativas de plataformas de streaming, como por la “Blanca Navidad” utilizada por Netflix para promocionar Narcos hace 5 años. Esta vez el metro ha sido otro lugar protagonista para las reflexiones sobre las similitudes entre nuestra sociedad y la de Gilead. Aparte de las preguntas generales sobre la seguridad de una mujer sola, las ceremonias religiosas, la libertad de expresión y las restricciones de circulación, han indagado en costumbres relacionadas con las mujeres en este medio de transporte:

El éxito madrileño contrasta con un descuido lingüístico polémico en Cataluña

La fusión de ingeniosidad y simpleza lingüística con la cual HBO España nos cuestiona ¿Gilead o Realidad? ha llamado la atención de muchos españoles en las calles madrileñas y en las redes sociales. Sin embargo, hay otra parte de la campaña que causó polémica en Cataluña por la poca preocupación de traducir el concepto creado al idioma catalán.

Ya que los carteles de la iniciativa se estrenaron el fin de semana del Día de la Madre nacional, también diseñaron un mensaje que juega con la distinción entre las madres biológicas y las madres “adoptivas” de la serie que son las esposas de los patriarcas.

En Madrid este llamado particular para las madres preguntaba “¿Madre no hay más que una?”, una frase que bien traducida al catalán debería decir «De mare només n’hi ha una«. No obstante el cartel colgado en Barcelona mostraba una traducción literal del castellano que no tiene sentido en catalán. 

Por eso tuiteros e instagramers barceloneses como el productor Toni Soler se han dedicado a difundir esta falta de cuidado cultural en sus cuentas online. 3,867 me gusta en Instagram dentro de 6 días y miles de likes en los respectivos posts en Twitter dejan en evidencia el descontento catalan con una traducción de Google para una campaña de tanta destreza lingüística en castellano.

La importancia de reflexionar sobre nuestra realidad en obras creativas

El ejemplo del lanzamiento de la nueva temporada de El Cuento de la Criada demuestra que nos encantan las relaciones entre nuestra vida y la de los personajes que vemos en pantalla. Sin embargo, es necesario que todas las partes de una campaña se creen con el mismo nivel de cuidado cultural, ya que en la actualidad el respeto por la diversidad es uno de los valores más apreciados por distintas partes de nuestra sociedad. 

Por eso, en Adhertising compartimos las iniciativas que se salen del status quo y nos cuestionan la manera en la que se han desarrollado piezas creativas por décadas. Por eso esperamos todo lo que se viene en la cuarta temporada del cuento ideado por Margaret Atwood con mucha ilusión. Os dejamos el tráiler aquí para que le echen un vistazo y vean por su propia cuenta qué tan cerca o lejos estamos de una teocracia patriarcal:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *