Instantes emocionantes, historias de superación, victorias … Los Juegos Olímpicos de Tokio nos están regalando momentos históricos estos días. Pero también momentos difíciles y complicados. ¿Qué hay detrás de estos juegos tan importantes mundialmente? Historias como la de Simone Biles quien decidió retirarse de la final por equipos de gimnasia femenina para anteponer su salud mental. La presión que se impone frente a los atletas es enorme, con muchos años preparándose para un solo instante y con muchos patrocinadores detrás jugándose grandes cantidades de dinero. Patrocinadores y marcas que en muchos casos carecen de un compromiso real  y acaban perdiendo a sus atletas. 

NIKE, a la deriva con sus atletas patrocinadas 

Desde fuera puede parecer que el sueño de todo atleta es ser patrocinado por una marca tan grande y notoria como Nike. Pero la realidad es distinta, tanto Simone como otras estrellas olímpicas han abandonado a la marca en los últimos años para buscar marcas que encajen más en sus carreras. 

Durante esta primavera, Simone Biles rompía su acuerdo con Nike después de 6 años. También en el mismo periodo, Breanna Stewart,  cuatro veces campeona de la NCAA y dos de la WNBA con Seattle Storm, comunicó que iba a firmar con  Puma en lugar de con Nike.

Pero esto se remonta tiempo atrás, en 2017, las estrellas de la WNBA Chiney Ogwumike y su hermana Nneka anunciaron que habían cambiado Nike por Adidas. En 2014, Kara Goucher, estrella del atletismo, y en 2019 Allyson Felix, también atleta, abandonaron Nike.

¿La posible razón de todos estos abandonos? Durante los últimos años Nike ha desatado polémicas respecto al trato de sus empleadas mujeres y sus patrocinadas. De hecho, mujeres de la sede de Nike en Beaverton hablaron de una atmósfera tóxica y de posibles contratos de patrocinios que penalizan a las atletas que van a ser madres. 

En este sentido, Allyson Felix, al romper con Nike en 2019 vivió una dura polémica ya que la marca quiso pagarle menos después de su embarazo. Alyson, dispuesta a conseguir apoyo para ella y para otras deportistas se negó y firmó con Athleta. 

Las gimnastas ya no son niñas que se callan asustadas, sino mujeres con voz.

Empoderamiento a la mujer: el nuevo patrocinio deportivo

Muchas mujeres han abandonado Nike pero, ¿en qué marcas han confiado para empezar una nueva etapa? Más allá del dinero, a las deportistas cada vez les importa más que la marca tenga unos valores acorde a los suyos. 

Simone Biles lo tuvo claro, igual que Allyson, su nuevo compromiso es con Athleta, una firma de ropa deportiva que pertenece a Gap y que se centra en mujeres. El objetivo de la marca y la deportista es que la colaboración inspire y desafíe a las jóvenes a crecer y demostrar todo su potencial. 

«Sentí que no se trataba sólo de mis logros, sino de lo que representaba y de cómo iban a ayudarme a usar mi voz y también a ser una voz para las mujeres y los niños», confiesa Simone quien añade que siente que Athleta le apoya no solo como atleta sino también como persona que quiere crear un cambio. 

«Athleta está comprometida con la diversidad y la inclusión, de todas las mujeres, orígenes, edades, tallas, capacidades y razas», concluye Simone, la gimnasta con mejor palmarés de la historia. 

La gran presión de los patrocinadores en los JJOO Tokyo 2020

A todo lo anterior, se le suma la gran presión que sufren los deportistas por razones de dinero por parte de los patrocinadores. Y es que el 55% de los fondos necesarios para los juegos de Tokio provienen de los patrocinadores locales. Además, estas marcas patrocinadoras no están teniendo el impacto que desean por el aforo a causa de la pandemia. 

Por otro lado, el 10% de los ingresos proviene de los Worldwide Olympic Partners entre los que se encuentran marcas como Coca-Cola, Airbnb y P&G

0lympics

Esta presión de los patrocinadores junto con otros factores lleva a casos como el de Simone Biles que decide abandonar y centrarse en su bienestar. Porque la salud está por encima de todo y nada es más importante que sentirse bien. 

Los atletas, las mujeres o las personas no binarias que se enfrentan a más obstáculos y a la discriminación en el deporte, están más empoderados que nunca. El atleta ya no es un modo para hacer dinero como marca sino una manera de crear un vínculo especial y ser un apoyo hasta el final. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *